CGE

23/08/2016

Educación Superior: Redefinición curricular de Educación Especial

Educación Superior: Redefinición curricular de Educación Especial

Jornada de sensibilización en torno a la redefinición curricular de Educación Especial

La Dirección de Educación Superior del Consejo General de Educación, realizó una nueva jornada de sensibilización en torno a la redefinición del Diseño Curricular de Educación Especial. Esta vez junto a los rectores, secretarios académicos y docentes de los Institutos de Formación.

La referente de Superior, Mirta Espinosa, contó de qué se trata este nuevo desafío para la educación entrerriana. Entre otras cosas, la funcionaria manifestó que ante el desarrollo de estas instancias de intercambio “importa la posibilidad de re pensar el sujeto de la discapacidad, cómo se aprende y se enseña; ir redefiniendo una posición ideológica, política, pedagógica, epistémica e ir pensando las diferentes lógicas institucionales, de gestión, de trabajo pedagógico, de consenso pedagógico y de compatibilización entre lo que implica un diseño curricular y los perfiles pedagógicos. Al tiempo que se contemplan los potenciales escenarios de inserción laboral y de relación entre educación especial y trabajo”.

Para Espinosa, el desafío de un nuevo diseño “es transversal, ya que la Educación Especial como modalidad atraviesa todos los niveles educativos. Además, sabemos perfectamente que un currículum no es sólo lo que está escrito, aun así es muy importante que lo que está escrito sea una herramienta de trabajo para todos nosotros, y que la manera de construcción sea genuinamente democrática”.

La mirada experta

En el encuentro junto a referentes de los Institutos de Formación, se hizo presente la especialista en Educación Especial y pedagogía diferenciada, María Elena Festa, quien compartió su mirada sobre ciertos ejes temáticos que debieran ser considerados al momento de la puesta en marcha de un nuevo diseño.

Sobre el rol docente Festa dijo: “El docente de educación especial tiene que saber interpelar a una realidad social porque trabaja en un contexto particular, y entender a un sujeto que tiene una discapacidad con desarrollo y evolución específicos. Tiene que poder elaborar una comprensión de esas evoluciones en todas las dimensiones, tratando que la persona desarrolle al máximo sus potencialidades y que pueda trabajar o desarrollarse en la mayor cantidad de ámbitos comunes con los apoyos y ajustes necesarios”.

Quien fuera directora de Educación Especial en la vecina provincia de Santa Fé, alertó además de los peligros de la inclusión a cualquier precio y de ciertos abordajes anclados en lo terapeútico. Señaló también la importancia del trabajo con los padres, el rol del juego y lo lúdico, el logro de las primeras habilidades y del lenguaje y los abordajes interdisciplinarios en clave pedagógica.

Presentes

Además de Espinosa y Festa, participaron del encuentro, la vocal del CGE, Marcela Mangeón, el director de Educación Especial, Sergio Dines, la coordinadora pedagógica de Educación de Gestión Privada, Dariela Brignardello y equipos técnicos de esas direcciones.

El dato

El Instituto Nacional de Formación Docente establece que se deben agregar para los próximos años, cuatro diseños curriculares distintos, a saber: Profesorado en Educación Especial para Discapacitados Intelectuales, Profesorado de Educación Especial para Discapacitados Intelectuales, Profesorado de Educación Especial para Sordos e Hipoacúsicos y Profesorado en Educación Especial para Ciegos y Disminuídos Visuales y Profesorado en Educación Especial con Discapacidad Neuromotora. La provincia se fijó como meta, además de la redefinición curricular planteada, la realización de al menos uno de estos nuevos diseños, será el correspondiente a discapacidad intelectual. De esta manera Entre Ríos, consolidaría su política de Estado en torno a los procesos de integración y a partir de un trabajo articulado con el Iprodi, pondría en marcha una nueva opción de formación, educación, trabajo.