CGE

Programa de

Educación para la Prevención Integral de Consumos Problemáticos

Programa "Educativo Provincial de Prevención de Adicciones"

El Programa de Educación para la Prevención Integral de Consumos Problemáticos forma parte de la Coordinación de Políticas Integrales de Cuidado en el Ámbito Educativo, en la órbita de la Dirección de Información, Evaluación y Planeamiento.

El mencionado programa tiene como propósitos concretar espacios de formación docente y fortalecer las propuestas en desarrollo, propiciando el debate y reflexión en torno a la prevención de consumos problemáticos en el ámbito educativo, desde una perspectiva relacional, integral, inclusiva y de derechos, en el marco de una cultura institucional de cuidado. Además estrechar lazos con distintos niveles de intervención estatal – intra e inter institucional -, privados y de la sociedad civil: SEDRONAR, Ministerios nacionales y provinciales, municipios, merenderos comunitarios, clubes, grupos eclesiásticos y centros comunitarios.

Desde el programa se pretende que las instituciones educativas de la provincia de Entre Ríos aborden la prevención de consumos problemáticos desde los siguientes ejes:

  • La transversalidad curricular: permitiendo abordar una acción educativa desde una perspectiva humanizadora, desarrollando los aspectos éticos en la formación de las personas.
  • Promoción para la salud: desarrollando conocimientos y habilidades, necesarios para el cuidado de la salud, individual, familiar y comunitaria; desde una mirada proactiva, dando mensajes esperanzadores a favor de la salud y de la vida.
  • Habilidades para la vida (OMS): apropiación de un conjunto de destrezas psicosociales tendientes a fortalecer: autoconocimiento, empatía, comunicación asertiva, relaciones interpersonales, toma de decisiones, solución de problemas y conflictos, pensamiento creativo, pensamiento crítico, manejo de emociones y sentimientos, manejo de tensiones y estrés.
  • Factores protectores: son situaciones, modos de relación o elementos que favorecen el desarrollo integral de la persona, principios que actúan como posibilidad positiva frente a las problemáticas de consumo.
  • Cultura institucional de cuidado: en la escuela, es posible profundizar un acompañamiento de los y las estudiantes por medio de una mirada adulta de reconocimiento, amabilidad y de ternura. Así se potencia la construcción de vínculos de confianza y afecto que enriquecen el clima de encuentro, fortaleciendo las tramas de cuidado que a su vez generan mayor confianza, pertenencia y solidaridad.
  • Triada escuela – familia – comunidad: la escuela sola no es suficiente y es necesario un trabajo articulado con su contexto (clubes, centros de  salud y comunitarios, etc.) y con las familias, que tienen funciones constitutivas de las identidades y actitudes para la vida. Es fundamental el acompañamiento en el proceso de enseñanza – aprendizaje desde el fortalecimiento de logros, brindando seguridad y apoyo, compartiendo espacios de escucha atenta con estudiantes. Lo decisivo en las personas es encontrar vínculos positivos, espacios de diálogos, afecto y acompañamiento, descubriendo otras formas de habitar el mundo e ir construyendo su proyecto de vida de modo más saludable.

 

Las líneas de acción del programa son:

  • Instancias de formación docente: brindando herramientas y problematizando los consumos actuales con los distintos actores de la comunidad educativa, a través de jornadas y conferencias, desde un abordaje transversal, enmarcado en el PEI, en articulación con Direcciones de Nivel y Modalidades, Coordinaciones y Programas. También las Asistencias Técnicas son intervenciones del programa frente a demandas por parte de instituciones educativas, con la finalidad de acompañar las situaciones de  consumo que se tornan problemáticos, acompañando las trayectorias educativas.
  • Talleres con estudiantes: tienen por objetivo problematizar consumos, trabajar en torno a mitos y construir estrategias de cuidado colectivos
  • Producción y socialización de material pedagógico didáctico, para la formulación e implementación de propuestas, tales como Lineamientos Curriculares para la Prevención de las Adicciones, Guía de actuación en situaciones de presunción de consumo en el ámbito escolar , materiales con actividades para estudiantes de todos los niveles.
  • Mesas de trabajo intersectorial con diferentes organismos, logrando un abordaje complejo e integral.